top of page

Transforma tus horas de tutoría con sesiones interactivas de orientación y evaluaciones avanzadas para la elección de carrera.

Las 20 mejores universidades de España.


 

Según la revista Forbes, España cuenta con una amplia red de universidades a las que pueden optar todos los españoles que quieran cursar un grado universitario. Además, las universidades españolas se posicionan líderes a la hora de recibir estudiantes extranjeros.


Fuente: https://forbes.es/listas/99531/estas-son-las-20-mejores-universidades-de-espana-2021/

 

En primera posición, la Universidad de Navarra es una institución de inspiración cristiana, promovida por san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. Su misión es buscar y transmitir la verdad, contribuir a la formación académica, cultural y personal de sus estudiantes; promover la investigación científica y la actividad asistencial; ofrecer adecuadas posibilidades de desarrollo a sus profesores y empleados; y realizar una amplia labor de extensión cultural y promoción social, con una clara finalidad de servicio.


Y entre sus principales funciones están las de impartir las enseñanzas científicas, promover la investigación, asesorar de manera individualizada al alumno, organizar enseñanzas de actualización y de especialización para graduados universitarios, realizar una tarea de difusión cultural y de extensión universitaria, entre otras.


Destaca en los bloques de la experiencia del alumnado, la preparación para la vida laboral y la calidad del profesorado y la investigación. Sus clases tienen un ratio de un profesor por cada ocho alumnos, un 78% de sus docentes son doctores y un 41% ejerce su profesión fuera de la academia, y el 93% de sus alumnos sale con trabajo al acabar sus estudios de grado. Además, en 2019, publicaron 1.699 en Scopus, y otros cinco artículos en Nature y en Science.


En segunda posición, la Conocida durante mucho tiempo como “la Docta”, la Universidad Complutense de Madrid era, desde finales del siglo XIX hasta principios del XX, la única institución española autorizada a otorgar el título de doctor. Su historia la precede y, a día de hoy, está considerada como una de las más prestigiosas e importantes del país.


Entre sus virtudes académicas, cuenta con un Vicerrectorado de Calidad, que ofrece a toda su comunidad universitaria informaciones y programas que permiten establecer el sistema de garantías y de confianza en las actividades docentes, investigadoras y de gestión llevadas a cabo. Por ello, desarrolla programas de evaluación de calidad, de certificación y acreditación de centros, y jornadas y congresos sobre calidad en instituciones de Educación Superior.


También, dispone de una Unidad de Igualdad que tiene como objetivo principal la construcción de una cultura que permita a la comunidad universitaria participar en el desarrollo del principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres. Y es que esta institución considera que la excelencia solo se logra incorporando la perspectiva de género en la docencia, en la investigación, en la innovación y en la transferencia del conocimiento, para lo cual es preciso desarrollar políticas activas que permitan una transformación de la institución, poniendo en valor la conciliación y la corresponsabilidad, al

tiempo que se deconstruyen los imaginarios que perpetúan la desigualdad.


Destaca en la experiencia del alumnado en la calidad de su profesorado e investigación. Más de un 70% de sus docentes cuentan con un doctorado y actualmente tiene más de 850 investigaciones en marcha.


En tercera posición, la Universidad de Santiago de Compostela es una institución pública de enseñanza superior e investigación avalada por más de 500 años de antigüedad. Esta institución está reconocida por su prestigio académico y su excelencia en investigación, además de por estar al servicio del desarrollo económico, social y cultural de la sociedad gallega.


De esta manera, su misión es seguir destacando por su solvencia académica con una oferta atractiva, capaz de captar el mejor estudiantado, y por sostener una actividad investigadora innovadora, de excelencia y conectada con las demandas de nuestro entorno para proyectarse como una universidad de referencia internacional. También busca mantenerse firmemente comprometida con la sociedad y ser parte fundamental del motor de su bienestar.


Asimismo, sus valores fundamentales son la libertad, la igualdad, la justicia, el pluralismo, la sostenibilidad y el compromiso ético; y hacen de ella una institución comprometida con el desarrollo sostenible, con la transparencia y la responsabilidad social. Así como con una férrea defensa de la igualdad entre mujeres y hombres.


Además de las clases para su alumnado, esta institución desarrolla actividades dirigidas al resto de miembros de su comunidad (docentes, investigadores, personal de administración de servicio) y a la sociedad en general para favorecer su formación integral, promover la cultura gallega, y difundir la labor de investigación. También cuenta con una política de internacionalización orientada a posicionarla con un agente de vital importancia a nivel global.

Destaca en la calidad de su profesorado y en la investigación. Tres de sus estudios han sido publicados en la revista Nature, otros dos en Science, y más de un millar en Q1.


En el cuarto puesto y en su medio siglo de vida, la Univesidad Autónoma de Madrid se ha consolidado como una institución de prestigio a nivel nacional. La calidad de enseñanza e investigación la han hecho crecer como una universidad pública de vanguardia. Sus principales valores académicos y sociales se plasman en proyectos solidarios, medioambientales, sanitarios y de cooperación, que guían su importante servicio a la sociedad a través de una vocación humanista.


Actualmente, se encuentra inmersa en un plan estratégico de cambio cuya misión consiste en actualizar su enseñanza según los retos que presenta el mundo en el que vivimos. Para ello, desarrolla un modelo de educación multidisciplinar orientada hacia la búsqueda de soluciones para los problemas relacionados con el medio ambiente, a través de la promoción de conocimientos, valores, actitudes, habilidades y patrones de comportamiento comprometidos con el desarrollo sostenible.


Destaca en los bloques de la experiencia del alumnado y de la calidad de su profesorado e investigación. En el año 2019 un total de 3.621 de sus estudios fueron citados y publicados en revistas de prestigio internacional. Actualmente, tiene en marcha más de 600 investigaciones.


La filosofía de la Universidad de Antonio de Nebrija es aprender haciendo y se encuentra en la quinta posición, lo que supone una experiencia vital en la transformación del estudiante hacia el conocimiento global, para protagonizar y liderar los cambios en los que está inmerso.


Por ello, tiene un compromiso firme con las empresas para el desarrollo de la formación en competencias profesionales, que garantiza prácticas de calidad al estudiante, para que se incorpore con su ambición de crecer vital e intelectualmente durante su etapa universitaria. Sus alumnos saben articular plenamente sus conocimientos y capacidades con la sociedad nacional e internacional en la que desarrollarán sus habilidades profesionales.


Entre sus grandes pilares, la empleabilidad y la orientación hacia las distintas profesiones; la excelencia académica, que se consigue a través de una enseñanza personalizada; la internacionalización mediante el bilingüismo y la inclusión de alumnos internacionales; y la innovación pedagógica. Y sus valores se basan en la docencia de calidad y en la investigación para crear conocimiento, con una formación integral en capacidades, competencias y habilidades de todos sus alumnos. Estos son principios clave para conseguir el desarrollo del talento individual y las mejores oportunidades de integración profesional.


Destaca en los bloques de la experiencia del alumnado, y en la calidad de su profesorado y sus investigaciones. Sus clases de grado se dividen a partes iguales entre horas de teoría y prácticas, y sus alumnos tienen un porcentaje de inserción laboral de más del 90%.


En sexta posición, La Universidad CEU San Pablo es una institución católica pionera en el desarrollo de proyectos educativos innovadores asentados en los pilares y valores del humanismo cristiano para transmitir un criterio de pensamiento y acción que busca mejorar la sociedad. Se define como una universidad global, innovadora y emprendedora, y sin estas actitudes las que busca transmitir en su comunidad universitaria para que esta, a su vez, las transmita al resto de la sociedad.


Esta institución apuesta por un modelo académico orientado a la excelencia y a la formación integral de sus estudiantes. Desde la formación práctica y con los mejores medios y docentes, sus titulados obtienen la mejor preparación a nivel nacional e internacional y tienen, desde el principio, un contacto directo con el mundo laboral.


Destaca en los bloques de la preparación para la experiencia laboral, y el de la calidad del profesorado y de la investigación. El porcentaje de alumnos que al graduarse entran a trabajar en empresas es del 90%.


Séptimo puesto, la Universidad Pontificia de Comillas cuenta con más de 100 años de historia, a través de los cuales ha pasado de la formación de minorías a una misión social más universal. Entre sus objetivos está cultivar y transmitir el conocimiento científico mediante el cultivo creciente y compartido de la investigación en todas las especialidades ofrecidas, como base y progreso del conocimiento. Además, las carreras están en constante adaptación y evolución. No sólo en el aspecto científico, sino desde una aproximación sistemática a la realidad en toda su complejidad.


En esta institución no sólo se educa dentro de las aulas. Fuera de ellas, también se transmite el espíritu universitario que favorece a la formación integral de su alumnado, a través de valores como la voluntad, de sensibilidad humana, la ética y estética; la formación en capacidad de reflexión y responsabilidad.


Así, la Universidad Pontificia de Comillas tiene también como bases de su educación la búsqueda interdisciplinar de la verdad, la asimilación de los valores fundamentales y un profundo conocimiento de la realidad social. Cimientos garantizan un sentido crítico humano, global y el ejercicio equilibrado del mismo. El sentido crítico que se desarrolla debe servir para discernir cualquier manifestación humana. Y todo ello enfocado desde una visión cristiana con la que intenta alcanzar los objetivos y cultivar las ciencias teológicas y filosóficas, y del humanismo.


Destaca en los bloques de la preparación para la vida laboral. El porcentaje de inserción laboral de su alumnado es aproximadamente de un 95%.

8. Universidad de Salamanca


En octavo puesto y octavo centenario la Universidad de Salamanca. Si algo tiene esta universidad, además de una larga lista de exalumnos célebres, es historia. Sus inicios se remontan a 1218, cuando Alfonso IX fundó las scholas Salamanticae para ofrecer estudios superiores en su reino. Para su primer estudio contó con un maestro en leyes, otro en decretos, dos de decretales, dos de lógica, dos de gramática, dos de física o medicina, uno de órgano, un apotecario, un bibliotecario y dos conservadores. Así, la Universidad de Salamanca se convirtió, junto con París, Oxford y Bolonia en una de las primeras universidades europeas y hoy en día es la única española que ha mantenido su actividad a través de los siglos.


Actualmente, cuenta con un plan estratégico que busca orientar los esfuerzos hacia modelar la sociedad del futuro, responder a sus necesidades de educación superior, creación y transferencia de conocimientos. Todo ello, teniendo en cuenta los cambios tecnológicos, sociales y normativos.


Destaca en la experiencia del alumnado y la calidad de su profesorado. Más del 80% de su personal académico cuenta con un doctorado.


En novena posición y con varios siglos de experiencia, la Universidad de Sevilla es una institución que presta un servicio público de educación superior mediante el estudio, la docencia y la investigación, así como la generación, el desarrollo y la difusión del conocimiento al servicio de la sociedad y de la ciudadanía.


Además, dispone de un plan estratégico con el que se sientan las bases de una institución más abierta, flexible, innovadora, inteligente e integrada en la ciudad, que apuesta por una imagen renovada; y con el que se pretende ser una institución de vanguardia a la cabeza del sistema universitario público español y que destaque entre las más reconocidas y reputadas de Europa.


Su historia y experiencia la ha consolidado como una gran universidad generalista, con una importante y extensa oferta formativa de calidad en grado, postgrado y dobles titulaciones internacionales.


A día de hoy, se enfrenta a nuevos retos que afronta para configurarse como una academia más abierta, moderna e inteligente. Tiene un importante compromiso con la igualdad y con el emprendimiento en todos los sectores de la comunidad universitaria. Para cumplirlo, cuenta con una Unidad para la Igualdad que trabaja en la sensibilización para reducir la brecha de género, y con el programa USemprende a través del cual potencia las aptitudes y dota de mentorización a las ideas con más proyección.


Destaca en el bloque de la calidad del profesorado y la investigación. En los últimos cuatro años ha publicado cuatro investigaciones en la revista Nature y otras cuatro en la revista Science, entre otros estudios destacados.


En mitad de la tabla en el puesto número diez, desde la Universidad Europea de Madrid buscan proporcionar a los estudiantes una educación integral, para formar líderes y profesionales preparados que sean capaces de dar respuesta a las necesidades de un mundo global, y que aporten valor en sus distintas ramas para contribuir al desarrollo de la sociedad en su conjunto.


Así, la excelencia académica es uno de sus pilares, por lo que basan su modelo educativo en los principios del Espacio Europeo de Educación Superior que se centra en el aprendizaje holístico de la persona. En este modelo, el profesor es un referente y también un orientador que acompaña al estudiante durante toda su vida universitaria. El alumno, por su parte, traza su propio recorrido formativo desarrollando los conocimientos, competencias, destrezas y valores que demanda la sociedad actual. Nuestro modelo pone especial énfasis en la madurez y autonomía del estudiante, de forma que éste aprenda a adaptarse a un mundo cada vez más complejo y en perpetuo cambio.


Esta institución cuenta con una Unidad de Atención a la Diversidad, que tiene como objetivo promover la inclusión de aquellos estudiantes que tengan necesidades específicas, equiparlos de oportunidades, fomentar su desarrollo competencial y su plena participación en la sociedad educativa y laboral.


Destaca en el bloque sobre la experiencia del alumnado. Sus clases cuentan con una educación personalizada con un ratio de profesor/alumnos de 1 a 15.


La Universidad de Almería se encuentra la undécima posición y es una institución pública de enseñanza superior creada y diseñada para ejercer con eficacia y eficiencia una función docente e investigadora de calidad que contribuya al desarrollo económico y social de su entorno a través de la transferencia de conocimiento.


Esta academia quiere estar definida por un gobierno transparente y participativo, centrada en la satisfacción integral del estudiante y la captación de talento, a través de la excelencia en la calidad docente, la transferencia de conocimiento a la sociedad y un mayor grado de reconocimiento internacional, especialmente en el ámbito agroalimentario y medioambiental.


De esta manera, sus valores y principios son el respeto a todas las personas, sus opiniones y sus competencias, sin exclusión alguna; la participación de todos los sectores de la comunidad en la toma de decisiones; la transparencia y la responsabilidad en la gestión; la valoración del mérito, la capacidad y el trabajo; y la independencia y autonomía.


Además, la Universidad de Almería asume el reto de reducir su impacto ambiental negativo y adquiere el compromiso de contribuir al avance del desarrollo sostenible de la sociedad por medio de la docencia, la investigación y la innovación.


Más allá de la sostenibilidad, otras líneas de actuación fundamentales para esta institución son la interacción con la sociedad, la internacionalización y la innovación constante.


Destaca en los bloques de precio y accesibilidad, y en el de la calidad del profesorado y la investigación. Y es que, más del 80% de sus profesores tienen un doctorado. Además, cuenta con cuatro artículos publicados en la revista Nature.


La Universidad Alfonso X el Sabio, en duodécima posición, es una universidad con fuertes convicciones morales y comprometida con la independencia, la libertad, los principios medioambientales y, sobre todo, con la innovación, el progreso y el desarrollo humano. Por ello, desarrollan investigaciones abiertas dentro de diferentes ramas del conocimiento, con carácter científico y de interés social. Los alumnos de sus facultades tienen la oportunidad de participar en la que vaya más acorde con sus intereses y necesidades.


Para esta institución, es fundamental la movilidad de su profesorado dentro y fuera de los países de la Unión Europea. De esta forma se mantienen en constante renovación. No sorprende que el 75% de su personal cuente con algún posgrado o máster, que el 58% tenga un doctorado y que el 60% permanezca en ejercicio profesional fuera de la academia.


Destaca en el bloque de la calidad del profesorado y la investigación; y tiene un altísimo porcentaje de colocación en el mundo laboral, que asciende hasta el 91%.


Decimotercera posición y con casi 50 años de trayectoria la Universidad CEU Cardenal Herrera es la primera no estatal de la Comunidad Valenciana. Una institución de servicio público y gestión privada que desde su origen se ha caracterizado por su carácter pionero (fueron los primeros en ofrecer en Valencia estudios universitarios como farmacia, periodismo o veterinaria; y ofrecer dobles titulaciones). Como resultado de su innovadora estrategia de desarrollo se ha convertido ya en la universidad más internacional de su entorno, con más de una cuarta parte de estudiantes internacionales matriculados (26%) de más de 70 países y con una clara orientación a la preparación para un mundo global.


Por ello, su filosofía se basa en el estudiante como centro de su actividad, a través de la cual le preparan para afrontar los retos de descubrir, conocer, entender y llegar más lejos. Todo ello a través de una experiencia formativa diferente que no solo se queda dentro del aula, sino que traslada el aprendizaje fuera de las clases y todo ello para que sus estudiantes aprendan a pensar y a hacer.


Destaca en el bloque de la calidad del profesorado y de la investigación. El 61% de su personal académico cuenta con un doctorado y entre el 28% y 34% de sus profesores se encuentran en ejercicio fuera de la academia.


Posición número catorce para la Universidad Carlos III de Madrid. Esta universidad fue creada en 1989 y, desde su nacimiento, ha tenido vocación de ser una institución pública innovadora, con dimensiones reducidas, de calidad y con una orientación prioritaria hacia la investigación. Su primer rector fue el profesor Gregorio Peces-Barba, que fue quien la orientó en su misión de contribuir a la mejora de la sociedad con una docencia de calidad y una investigación avanzada de acuerdo con exigentes criterios internacionales.


Esta universidad aspira a la excelencia en todas sus actividades, con el objetivo de convertirse en una de las mejores universidades europeas y del mundo. Por ello, promueve el desarrollo de las personas que la integran en el marco del servicio público de educación superior. Y guía sus actividades por los valores de mérito, capacidad, eficiencia, transparencia, equidad, igualdad y respeto al medio ambiente.


Para dar la mejor educación a su alumnado, la UC3M promueve la formación continua de su profesorado y fomenta la innovación docente. Para ello pone en marcha numerosos programas como los MOOCs (Massive Open Online Courses) en prestigiosas plataformas internacionales como edX y miriadaX y facilita a sus docentes cuentan con el apoyo de la UTEID (Unidad de Tecnología Educativa e Innovación Docente) para el desarrollo de sus proyectos.


Destaca en la calidad de su profesorado e investigación. Actualmente cuenta con más de 200 proyectos activos.


Fundada en 1965 por los sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús bajo el nombre de Esculea Superior de Ingenieros Comerciales actualmente ocupa la decimoquinta posición. Cambió posteriormente su nombre a ESIC Business and Marketing School. Durante sus inicios era un centro adscrito a diversas universidades como Rey Juan Carlos, en Madrid; Rovira i Virgili, en Cataluña; Miguel Hernández, en la Comunidad Valenciana; y San Jorge, en Aragón. Sin embargo, en 2019, la Asamblea de Madrid aprobó un proyecto de ley por el que se autorizó la creación de la ESIC University, momento desde el que la institución pudo empezar a expedir sus propios títulos.


Con un ratio de profesores/alumnos de 1/7,5, la ESIC University ofrece una educación personalizada en los grados ofertados (Administración y Dirección de Empresas, Publicidad y Relaciones Públicas, Marketing, Digital Business e International Business) y también en sus dobles grados en los que se combinan las titulaciones mencionadas.


De sus aulas, sus estudiantes salen con un 93% de inserción en el mundo laboral.


Destaca en el bloque de la experiencia del alumnado por la cantidad de horas prácticas tanto en la distribución de las clases (3.600 horas) como en las prácticas dentro de empresas (600 horas).


En el puesto decimosexto, el grupo educativo que conforman la Universidad Isabel I y su Fundación constituyen un grupo educativo con una gran cantidad de oportunidades de futuro en el ámbito de la educación superior, tanto universitaria como de Formación Profesional. Con estilo propio y diferenciado en el panorama universitario español, su objetivo es potenciar la innovación y la creatividad, que son los valores fundamentales que impulsan el espíritu de esta academia.


El desarrollo sostenible también se ha convertido en uno de sus pilares. Por lo que están firmemente orientados a ofrecer unos programas de calidad que sirvan como reflejo de su compromiso en toda la oferta académica.


Además, en línea con las políticas europeas e internacionales, ha asumido a lo largo de toda su historia la responsabilidad de promover la igualdad real entre mujeres y hombres. Para ello, actualiza de manera permanente toda su acción académica y laboral, con el objetivo de estar siempre a la vanguardia en el marco de la igualdad de oportunidades. Como resultado de este firme compromiso, nace el Observatorio de Igualdad con el objetivo principal de estudiar la situación tanto de la comunidad universitaria como de la sociedad en su conjunto, en términos de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, involucrando para ello a todos los agentes que la componen.


De cara al futuro del alumno, esta universidad online ofrece a sus alumnos seguimiento y atención a través de su aula virtual y cuentan con un sistema tecnopedagódico propio de la institución.


Destaca en el bloque de la calidad del profesorado y la investigación. Más de un 80,6% de sus docentes cuentan con posgrados o másteres, más de un 50% de ellos se encuentran en ejercicio profesional fuera de la academia.


La Universidad de Valencia se encuentra en la posición número diecisiete y su misión es enseñar a los alumnos ciencia, investigación y cultura; y que obtengan las herramientas necesarias para afrontar los retos y circunstancias de la vida. Esta institución quiere ser reconocida por su oferta en educación superior de calidad, internacional y abierta para todos y todas. También por la capacidad de ofrecer una orientación integral a su alumnado, y por el impacto de los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por sus equipos.


Esta universidad es toda una institución en el territorio y, por ello, presta especial atención a la protección y la promoción de la cultura y la lengua que le son propias, así como al estudio de todas las manifestaciones culturales de su entorno territorial y cultural cercano.


Además de buscar la excelencia en todos sus ámbitos de actuación, la Universidad de Valencia tiene como pilar básico la constante innovación y, para ello, estimula el desarrollo intelectual de su comunidad.


Otros de sus principales valores, dicen, son la transparencia, el compromiso con el progreso social y económico de la sociedad, la igualdad, la justicia, la solidaridad y la cooperación, y la sostenibilidad.


Destaca en los bloques de accesibilidad y precio, y en el de la preparación para la vida laboral. El 50% de sus horas se dedican a las prácticas y sus alumnos pueden participar en las diversas investigaciones que se llevan a cabo.


La Universidad Camilo José Cela, en el decimoctavo puesto, forma parte del proyecto educativo de la institución SEK, que tiene sus raíces en una tradición familiar centenaria, libre y autónoma, y que no está vinculada a ningún grupo religioso, político o económico.


El modelo educativo de la Universidad Camilo José Cela se ancla en tres pilares. El primero de ellos es la interdisciplinariedad, a través del cual forman a personas capaces de desenvolverse en cualquier territorio y de enfrentarse a actividades laborales complejas. Para ello cuentan con lo que denominan como La Colmena, un método de aprendizaje a través del cual los estudiantes desarrollan competencias transversales a través del emprendimiento, la digitalización y la innovación social.


El segundo de sus pilares es, precisamente la innovación que aplican en sus currículos académicos para centrarse en los alumnos y en su proceso de aprendizaje, que es abierto, flexible y consecuente con el mundo en el que vivimos.


El tercero y último de sus pilares es la internacionalización con la que transmiten a su alumnado las herramientas necesarias para convertirse en personas autónomas y capaces de dirigir sus carreras profesionales en cualquier parte del mundo. Para ello cuentan con un profesorado multicultural gracias a sus programas para fomentar la diversidad tanto en origen, raza y religión como en edad, sexo y género.


Destaca en el bloque de preparación para la vida laboral. Un 70% de sus alumnos de grado trabajan por cuenta ajena y el porcentaje asciende al 85% en los de máster.


La Universidad de Vigo, en el decimonoveno puesto, se ha construido sobre valores positivos, asentados en la transparencia y en la buena gestión, en la integración, en la igualdad, en la diversidad y en el respeto al medio. Sus grandes apuestas son la especialización y la investigación de calidad; y su compromiso es la transferencia del conocimiento a la sociedad para enriquecer el entorno social y económico.


Actualmente cuenta con más de un millar de estudios y actividades de i+D en marcha.


A pesar de ser una universidad relativamente joven, fundada en 1990, cuenta con valores firmes como el rigor, la transparencia, la integración, el compromiso con la diversidad y con la igualdad de género, el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. De hecho, es, según un informe de la Fundación Compromiso y Transparencia, una de las academias más transparentes del país.


Su objetivo, dicen, es conseguir la máxima calidad posible, ya que la consideran imprescindible para desarrollar su misión como institución pública y desarrollar su visión de futuro como un referente innovador dentro del sistema universitario y de la sociedad.

Otro de sus grandes compromisos y motores de su modernización son la responsabilidad social y la Agenda 2030. A través de su docencia busca crear profesionales cualificados en todos los ámbitos para contribuir a la creación de conocimiento socialmente responsable con el medio ambiente, la cultura, el progreso inclusivo y sostenible, y con la democracia.

Destaca en los bloques de precio y accesibilidad, y de la calidad del profesorado y la investigación.


La Universidad Católica de Ávila se encuentra en el último puesto de este ranking y nace con el propósito de secundar la misión de la Iglesia en la evangelización de la cultura y se identifica plenamente con los objetivos y medios señalados por la Constitución Ex corde Ecclesiae y por el Decreto general de la Conferencia Episcopal para su aplicación en España. Su misión es contribuir a la promoción y salvaguarda del ser humano a través de la transmisión del conocimiento de Dios, pero sin condicionar la libertad religiosa y de cátedra. De ahí, la importancia que le da a la tradición cultural española, y a la investigación y los hallazgos de la ciencia.


El modelo educativo de la Universidad Católica de Ávila se inspira en el humanismo cristiano y ofrece al alumno una educación integral, uniendo cultura, estudio e investigación, y una alta y sólida formación académica, profesional y humana inspirada en los valores del Evangelio. Pretende una enseñanza moderna y ágil, adaptada a las demandas sociales y laborales del mundo actual, y a las inquietudes intelectuales de cada alumno.


El aprendizaje se desarrolla a través de una combinación entre la enseñanza magistral en la que participa el alumno a través de tutorías personalizadas y adaptadas a sus necesidades.

Además, desde 2005, el desarrollo sostenible forma parte de su programa docente, con la intención de transmitir y enseñar los saberes y técnicas necesarios para el cuidado del medio ambiente.


Su mayor prioridad, afirman, es conseguir la más alta calidad educativa y mantenerse en permanente mejora.


Destaca en el bloque de la calidad del profesorado y la investigación por el porcentaje de docentes que cuentan con un posgrado o máster (93%) y con doctorados (44%).


Comentários


bottom of page