top of page

Transforma tus horas de tutoría con sesiones interactivas de orientación y evaluaciones avanzadas para la elección de carrera.

Una de cada cuatro personas que buscan trabajo en España no tienen estudios primarios


 

Casi un millón de personas que buscan empleo no tienen estudios primarios. El fracaso escolar, un problema en la educación española.


 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte de que España es uno de los países con mayor proporción de fracaso escolar entre los adultos más jóvenes. Según su informe “Educación a la vista”, un 28% de los españoles de entre 25 y 34 años no tiene el título de bachillerato, de formación profesional básica o media, el doble que la media de los países que componen la organización.


El informe es muy duro con el sistema educativo español, aunque reconoce que se han producido mejoras en los últimos años. Así, destaca que un 18,4% de jóvenes entre los 25 y los 29 años ni estudia ni trabaja, los popularmente calificados como “ninis”, un nivel que únicamente es superado por Colombia, Italia, Chile Turquía, Grecia y Sudáfrica. Hay otro dato preocupante: apenas un 6% de los estudiantes se decanta por las tecnologías de la información, donde la tasa de empleabilidad es la más alta.


Por un lado, la situación es algo más favorable para las mujeres que para los hombres en términos relativos, pero no en términos absolutos. De los 999.135 empleados que solo habían cursado estudios primarios, 562.363 eran mujeres, aunque representan el 22,1% de todas las demandas de empleo femeninas. Hay 441.772 hombres, que suponen la cuarta parte (el 25,6%) del total.


El problema de la búsqueda de un puesto de trabajo se agrava con el paso de los años. Sobre eso no cabe la menor duda. Los datos estadísticos son tercos. De los casi un millón de demandantes de empleo con los mínimos estudios, casi la mitad (un 48,64%) tiene más de 50 años y cerca de 210.000 (el 21%), 60 o más años, lo que hace multiplica las dificultades para su acceso al mercado laboral.


Pero si estos datos son ya de por sí suficientemente elocuentes, si se analizan los números entre los más jóvenes los resultados hablan por sí solos, ya que, un total de 146.497 personas que no han cumplido los treinta años buscan un empleo con los mínimos estudios del sistema español y 12.671 ni siquiera tienen estudios acreditados.

Comments


bottom of page